Los pequeños deambuladores (toddlers) están siempre en acción: se mueven, hacen y dicen ¡No! También buscan desesperadamente la previsibilidad y rutina. Los padres están en constante desafío por este comportamiento opuesto -un momento todo está bien, inmediatamente todo se cae a pedazos. Un niño de esta etapa se apegará a mamá como si nunca fuera a soltarla, y luego mostrará una actitud con la independencia de un adolescente. En esta etapa, los niños deambuladores se convierten en seres sociales, interesados en otras personas y pasan del juego paralelo en el que juegan solos al lado de otros al juego cooperativo en donde comienzan a jugar interactuando con otros niños. 
Como si estos cambios fueran poca cosa, el desarrollo de su cerebro está literalmente en pleno auge. De hecho, las únicas etapas en donde hay tanta actividad cerebral en la vida de un ser humano son en este momento y en la adolescencia. El vocabulario y la comunicación están floreciendo ya que pasa de tener 10 palabras en su vocabulario a alrededor de 300 a la edad de 3 años. La motricidad también se desarrolla rápidamente, de repente el niño que apenas daba unos pasos comienza a correr, saltar, y galopar a todos lados. No es una sorpresa que los padres estén tan ocupados y agotados- en esta etapa particular de la infancia. 
Kindermusik es la actividad que puede dar soporte y colaborar con los cambios de esta etapa. Aunque podríamos nombrar cientos de beneficios, describiremos cuatro de ellos.
 
  Una clase de música para pequeños provee un entorno que estimula y apoya a los niños. Mientras crecen y se desarrollan, los niños necesitan el desafío de nuevas situaciones y actividades de aprendizaje así como la tranquilidad que les brindan los adultos que los acompañan. 
 
 La estimulación temprana a través de la música y el movimiento le dan a tu niño pequeño una ventaja para el aprendizaje. La conexión entre la música y el desempeño académico está comprobada. No hay mejor momento para apuntarse a clases de música que en esta etapa. Especialmente la conexión entre música, movimiento e idioma inglés que brinda Kindermusik. 
 
La música instrumental, las canciones y rimas desarrollan el lenguaje. Al hacerlo en inglés, introducimos nuevo vocabulario, nuevos sonidos que serán cada vez más familiares para los niños mientras sigan en contacto con el idioma. Es la mejor manera de iniciarles en la idea de que jugar y aprender en otro idioma es algo natural, importante habilidad en un mundo tan globalizado hoy en día. 
 
 
Para los padres: la experiencia Kindermusik, desde la clase hasta casa brinda una red de soporte vital para los ocupados padres de niños pequeños. No sólo fortalece los vínculos entre padres y niños, sino que también es un momento para los adultos también que comparten y aprenden de otros padres e intercambian consejos e ideas para las rutinas y los diferentes momentos de cambios.  
 
Los recuerdos, abrazos, canciones e ideas para casa conquistan a miles de familias en el mundo que vuelven año tras año a Kindermusik con sus hijos y lo recomiendan a familias amigas.
 

  • 12462-200
  • Facebook Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now